La generosidad, una virtud contemporánea

Te invitamos a conocer más de este importante don humano, para que lo fomentes en tu día a día.

Katerin ProañoKaterin Proaño
Coach y Conferencista internacional

El mundo está lleno de energía y hay leyes que rigen nuestro universo. Están ahí y, pese a que no podemos verlas, las sentimos. Sabemos que existen y que están presentes en nuestra vida todo el tiempo.

La generosidad, una virtud contemporánea

Está la ley de gravedad, que establece la fuerza con la que se atraen dos cuerpos, por el simple hecho de tener masa. Está la ley de causa y efecto, que nos indica que todo resultado es la consecuencia de una o varias acciones que lo provocan. Y también, está la ley de la reciprocidad o la generosidad, la cual actúa desde el dar y el recibir de manera genuina y sin interés de un beneficio personal. El universo detecta si realizamos un acto con honestidad y generosidad, con el propósito de compartir con el otro, o si lo hacemos porque queremos conseguir algo para ganar personalmente.

La generosidad no es solo una virtud

La generosidad no es solo una virtud, es un estilo de vida, el cual activará la prosperidad y la abundancia en tus días, tu hogar, tu familia y tu comunidad. Con la generosidad entregarás luz y bienestar al mundo, ya que esta virtud no solo aplica desde la parte material. La generosidad va más allá, y para impulsarla, debes tener en cuenta que dar de lo que tienes y no de lo que te sobra es la clave.

El ser humano siempre espera estar lleno y desbordado de algo para sentir que debe compartirlo

El ser humano siempre espera estar lleno y desbordado de algo para sentir que debe compartirlo. La generosidad nos indica que dar de lo que tenemos y no de lo que nos sobra nos aporta más satisfacción. Aplica esta ley en tu vida y entrega del tiempo que dispones, del amor que tu corazón tiene, de tu conocimiento y tu sabiduría. Inclusive de lo material, entrega de lo que tienes. En base a lo que das, mejorarás la calidad de vida de alguien más. No hay nada más satisfactorio que un acto desinteresado, en beneficio de una persona que lo necesita. Todos tenemos mucho para entregar si lo hacemos desde un corazón generoso.

¡Veci! Si te gustó este artículo, descubre más aquí:

Conserva tus amigos a la distancia

Deja una comentario