Avena, el cereal más noble

Es nutritiva, versátil y sabrosa. Aprovecha todos los beneficios que te aporta incluyéndola en tu dieta.

¡Vecino! ¿Quieres mejorar tus hábitos alimenticios notablemente? Si ese es el caso, llegó el momento de considerar a la avena como la protagonista de tus comidas. Este es el cereal de los campeones, que destaca por todas las bondades que le ofrece a tu organismo, las cuales van más allá de una dieta equilibrada. Te indicamos cuatro formas puntuales en las que este alimento te beneficia.

nutricionPara la nutrición. Gracias a su gran contenido de fibra, buenos carbohidratos, proteínas, múltiples vitaminas y minerales, la avena es uno de los alimentos más completos que hay. Goza de un exquisito sabor y excelentes propiedades nutricionales. Es una gran fuente de vitamina C, útil para mantener altas las defensas, Vitamina A, que favorece la vista y los huesos, y del complejo B, que ayuda al sistema nervioso. Entre sus minerales se incluyen al calcio, hierro, fósforo, y magnesio, todos necesarios en la dieta diaria.
deportePara el deporte. Los expertos aconsejan consumir este cereal antes de ejercitarse, porque sus hidratos de carbono de alta calidad ayudan a mantener energía por más tiempo. Además, contiene un 13% de proteína vegetal. Es particularmente beneficiosa si la sirves a los niños en el desayuno, para que mantengan un buen ánimo durante toda la jornada escolar.
esteticaPara la estética. Tal vez no lo sepas, pero la avena es aliada de tu piel. Contiene aceites que lubrican el cutis si se usa como un limpiador facial. También es un excelente exfoliante y limpia meticulosamente tus poros. Aplicándola como mascarilla, relaja tu rostro y contrarresta los daños causados por el sol, si es que te expusiste sin protección. Es un eficaz agente natural para igualar el tono y desmanchar la piel.
para-lucirtePara lucirte. Puedes aprovechar la versatilidad de la avena en tus recetas de sal y dulce. ¿Quién se resiste a una deliciosa sopa de avena? Es perfecta para abrir un almuerzo. También, es el cereal por excelencia para iniciar cada mañana, si lo sirves con leche y fruta; funciona de maravilla para hacer galletas caseras o como bebida, si la preparas con naranjilla. Tritura la hojuelas y úsalas como harina o apanadura. Además, puedes mojarla, cernirla y obtener leche de avena.

 

¡Veci! Si te gustó este artículo, descubre más aquí:

Benefíciate del plátano

Deja una comentario