¡Ejercitémonos en familia!

Mantenerse activos es importante y qué mejor que entrenar en grupo. Enséñales a tus hijos buenos hábitos y fomenta el ejercicio como una tradición.

¡Vecino! Es hora de hacer ejercicio. Al entrenar en familia no solo estarás mejorando la salud de todos, sino que también estrecharás los lazos afectivos con tus niños. ¡No hay excusas! Al ejercitarse de esta manera, todos se sentirán motivados y compartirán tiempo de calidad de la mejor forma. Este es el mes perfecto para empezar. Puede ser un plan entretenido por el Día del Padre. Te damos algunos consejos que puedes tener en cuenta.

prioriza-la-diversion-ejercitemonos-en-familia1-. Prioriza la diversión. Enséñales a tus hijos que el ejercicio es una actividad divertida y algo que debe entusiasmarlos. Define un momento en el día (puede ser por las tardes luego de la escuela, tres veces por semana, o en las mañanas de los fines de semana). Determina actividades que sean del agrado de todos y que vayan acorde a su condición física. Nunca es demasiado temprano para iniciar.
como-empezar-ejercitemonos-en-familia2-. Cómo empezar. Si tú y tus niños han tenido un estilo de vida sedentario, es mejor iniciar por lo más básico. Una caminata corta por la tarde, un concurso de saltos o un juego de baile en su consola está bien como punto de partida. A medida que vayan aumentando las capacidades físicas de todos los miembros, puedes ir expandiendo el tiempo de entrenamiento o cambiar las actividades.
selecciona-el-ejercicio-ejercitemonos-en-familia3-. Selecciona el ejercicio. Si ves que ya tienen más habilidades físicas, puedes modificar los ejercicios. Una competencia saltando la cuerda, un paseo en bicicleta, juegos con la pelota en exteriores o “alocarse” bailando son grandes opciones cuando los niños están pequeños. Si has fomentado o estás iniciando el hábito con tus hijos adolescentes, puedes incorporar sentadillas, flexiones, planchas o, si se sienten motivados, ingresar a un gimnasio, en familia.
el-mejor-lugar-ejercitemonos-en-familia4-. El mejor lugar. Intenta que las actividades sean al aire libre. Si hace buen clima y tienes patio en tu casa o acceso a un parque, qué mejor que entrenar de esta manera. Al estar en exteriores, tu cuerpo genera endorfinas, lo que mejora el estado anímico. Por ello, esta es la mejor alternativa para ejercitarse.

¡Veci! Si te gustó este artículo, descubre más aquí:

Saludables y dulces sueños

6 Comentarios

Deja una comentario