Potencia tu rutina de ejercicio ahora

¡Vecino! Si vas a entrenar, planifica lo que comes. La dieta influye directamente en el rendimiento físico, ayuda a recuperarse rápidamente y reduce el riesgo de lesionarse.

Los alimentos que ingieras antes y después de realizar actividad física son los encargados de potenciar tu rendimiento. Si estás comenzando un programa de ejercicios, recuerda que tomar decisiones inteligentes en cuanto a la alimentación te ayudará a lograr tu objetivo.

Si bien hay varios suplementos que afirman mejorar el desempeño deportivo y la recuperación, la mejor manera de nutrir tu cuerpo es con alimentos reales. Te compartimos algunas recomendaciones para ingerir antes y después de entrenar.

antes-del-ejercicio-potencia-tu-rutina-de-ejercicio-ahora-Antes del ejercicio. Lo que comes previo al deporte determinará cuánta energía tienes y tu nivel de rendimiento. La recomendación es ingerir una comida pequeña entre una y cuatro horas antes de iniciar la rutina. Asegúrate de que lo que comas contenga una cantidad moderada de proteínas, para ayudarte en la recuperación después del ejercicio y una gran cantidad de carbohidratos, para aumentar el nivel de glucosa en sangre. Para evitar problemas digestivos, como dolor de estómago o malestar, limita el contenido de grasas y de fibra. Entre las opciones ideales para consumir previo a la actividad física están:

• Yogurt griego con frutas
• Plátano con mantequilla de maní
• Avena cocida con leche
• Tostadas con pollo o pavo

despues-del-ejercicio-potencia-tu-rutina-de-ejercicio-ahora-Después del ejercicio. Alimentarte cuando finalizas el ejercicio te permitirá recargar las reservas de glucógeno. Procura que no pasen más de 30 minutos sin ingerir un refrigerio. Los hidratos de carbono ayudan a reponer el glucógeno que se pierde en los músculos durante el entrenamiento, mientras que las proteínas aportan aminoácidos que facilitan la reparación y la reconstrucción muscular. Aquí te damos algunas ideas fáciles y rápidas de preparar:

• Una barra energética que contenga carbohidratos y proteínas
• Un puñado de frutas secas y nueces
• Una manzana con una porción de queso

Hidratarse adecuadamente antes, durante y después de la actividad física es importante. Esto mejora el rendimiento deportivo y evita una posible deshidratación. Si entrenas en las mañanas nunca es buena idea hacerlo en ayunas, porque durante la noche disminuyen los niveles de glucosa y durante el ejercicio se pueden presentar náuseas, mareos y falta de fuerza. Por lo tanto, se debe ingerir un correcto desayuno, que funcione como fuente de energía.

¡Veci! Si te gustó este artículo, descubre más aquí:

El chocho y sus súper poderes

10 Comentarios

Deja una comentario